‘El destino de Jupiter’, a la espera de una segunda parte

Cuando entré en la sala de cine no estaba seguro de qué me iba a encontrar con ‘El destino de Júpiter’, pues habiendo leído varias criticas en la red los días previos las expectativas estaban bastante bajas. Sin embargo, he de decir que disfruté como un enano y ‘El destino de Júpiter’ es una película que cumple con creces en lo primordial: entretener. Si no has visto la película no continúes leyendo, pues a partir de aquí se revelan muchos datos del film.

Escrita y dirigida por los hermanos Wachowski, la película tiene muchos elementos que pueden recordar a la trilogía Matrix (especialmente la primera parte), aunque el universo que plantean es totalmente distinto y, en mi opinión, con muchísimas mas posibilidades. El hecho de lo que los seres humanos no seamos mas que un producto comercial de una civilización superior a la espera de ser cosechados puede sonar algo típico, pero si los seres superiores son, precisamente, seres humanos que nos cosechan para poder alargar su vida indefinidamente la cosa se vuelve mas interesante. De nuevo, los Wachowski planteando una situación la que la humanidad vive en una burbuja totalmente ajena a su realidad. La resolución, por suerte, no tan accidentada como en Matrix Revolutions.

El detonante de la película es la propia presencia de Júpiter Jones, una inmigrante rusa que vive en Chicago ayudando a su madre en su trabajo como limpiadora de hogar, que resulta ser la heredera de un gran imperio comercial a lo largo de universo. Por este motivo se encarga su asesinato, mientras que por otro lado se encarga que la protejan. Una vez descubierta la naturaleza de Júpiter y su rol en el destino del universo, el resto de la película es, en resumen, una carrera para salvar a la chica.

Con una duración de dos horas, el mayor defecto del film es intentar que toda la narrativa parezca mucho mas complicada de lo que realmente es (pues en resumen es eso, una persecución), dando la sensación de que falta metraje para poder atar todos los cabos quedan sueltos. No obstante, si que debo añadir que todas las complicaciones extras son imprescindibles para desarrollar este fantástico universo que los hermanos Wachowski nos proponen. La duda es si podría haberse elaborado sin tener que afectar tanto al guión.

el destino de jupiter

Por otro lado, los efectos visuales solo se pueden calificar de sobresaliente. El apartado artístico de la película es soberbio, con un diseño de naves, ciudades y criaturas que te atrapa desde el primer momento. Mención especial a esa escena del principio en una ciudad basada en la arquitectura de Frank Gehry y que se rodó en Bilbao (momento Renault Twizy espacial incluido) y a la refinería del final de la película que cuenta con un diseño que bien podría ser una catedral gigante.

Creo que un universo como este se merece mas de una película, sus posibilidades son enormes y además quedan muchos interrogantes por resolver. Las consecuencias del final de la película bien dan para una nueva entrega, en la que por suerte no habría que presentar todo el universo como sucede aquí.

En definitiva, sin llegar a la calidad de otras propuestas que pudimos disfrutar el año pasado -‘Interestellar’ o ‘Guardianes de la Galaxia’- ‘El destino de Júpiter’ resulta una estupenda película con la que pasar un buen rato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s